Es una técnica realizada por el gastroenterólogo, se busca con este procedimiento evitar realización de cirugía a pacientes con estado neurológico comprometido que impide al paciente deglutir los alimentos por vía oral, para realizar este procedimiento, se requiere el uso del endoscopio, el cual a través de la ubicación de su luz en la pared abdominal permite crear una pequeña abertura en la piel del abdomen directamente hacia el estómago, a través de esta abertura se introduce una sonda o tubo de alimentación, es un procedimiento rápido que se realiza de manera ambulatoria por lo que los pacientes pueden volver a casa el mismo día del procedimiento.

La técnica se realiza en un tiempo estimado de entre 30 y 45 minutos, en forma ambulatoria, y el paciente debe asistir con un ayuno de 6 a 8 horas previas a la hora del procedimiento, acompañado por un familiar o adulto que se haga responsable de su traslado posterior al examen. La gastrostomía endoscópica percutánea se realiza bajo sedación consciente con un bajo porcentaje de complicaciones, permitiéndole al paciente estar tranquilo y sin dolor. Para obtener mayor información sobre este procedimiento, puede revisar en el apartado de descargas de esta página y leer el documento que tiene el contenido más detallado.