La polipectomía de esófago, estomago o colon es un procedimiento terapéutico ambulatorio que le permitirá al gastroenterólogo extraer pólipos (crecimientos anormales del tejido en la mucosa digestiva) mientras se realiza una endoscopia o colonoscopia, mediante unas pinzas especiales que se introducen a través de una canal especial que tienen los equipos de endoscopia, con estas pinzas se realiza el corte y disección del tejido anormal. Cuando se planifica una polipectomia de esófago o estomago el paciente debe acudir al procedimiento con 6 u 8 horas de ayuno previo, cuando se trata de pólipo del colon si debe cumplirse una preparación más estricta,  el día anterior al procedimiento el paciente debe comenzar una preparación con laxantes que permitirán la limpieza del colon, debe cumplir además con una dieta baja en residuos, diseñada para proporcionar alimentos que dejen una cantidad mínima de materiales sin digerir en el tubo digestivo. se prohíben alimentos tales como los granos integrales, la mayoría de las frutas y vegetales, las legumbres, las nueces y las frutos con semillas. El pólipo extraído a través de esta técnica debe ser enviado a revisión con médico especialista en anatomía patológica y de acuerdo al resultado arrojado se establecerá un plan de seguimiento, pudiendo ser necesaria una próxima endoscopia o colonoscopia en un tiempo cercano (6 meses).