La infección por Helicobacter pylori  está asociado a  condiciones de saneamiento ambiental (calidad del agua y alimentos). Por esta razón, es de mayor prevalencia en países de menor desarrollo. Es por ello que la población con mayor tasa de incidencia es la adulta. Sin embargo la infección por esta bacteria puede ser desde la infancia o la adolescencia y las personas pueden estar sin síntomas por años. El Helicobacter Pylori en el estómago de las personas produce una inflamación (gastritis crónica) que lleva al desarrollo de los síntomas e incluso a que se desarrollen alteraciones en las células de la mucosa gástrica que en bajo porcentaje pueden ser precursoras del cáncer gástrico.


El diagnóstico de la bacteria se hace en la mayor parte de los casos, por biopsia obtenida durante endoscopías, procedimiento clínico de alto costo y demanda; no obstante, existen exámenes menos invasivos que permiten su detección mediante biomarcadores de aliento y deposiciones. Existen varias líneas de tratamiento farmacológico pero la mayoría incluye la administración oral durante 7, 10 o 14 días de una combinación de antibióticos y bloqueadores de la secreción de ácido del estómago. 1 a 2 de cada 10 personas, no responde a la primera línea de tratamiento establecida y no consiguen erradicar la bacteria, debido a la resistencia de la bacteria a la acción de estos medicamentos; sin embargo, extirpen otras opciones de tratamiento. Luego de diagnosticado el Helicobacter Pylori por cualquiera de los métodos descritos es obligación del médico indicar tratamiento para su erradicación; por eso la importancia de realizar pruebas diagnósticas luego que el paciente reciba el tratamiento.

#HelicobacterPylori #Gastritis #CancerGastrico #Estomago #gastroenterologia #Quito #Ecuador #GastroQuito #Citimed

Comentarios
Categorías: Uncategorized

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×